Enfisema pulmonar: qué es, síntomas y tratamiento

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se manifiesta de dos maneras, una de ellas en la que se produce el denominado enfisema pulmonar. La mayor parte de los que padecen la enfermedad tienen bronquitis crónica en la que los tubos encargados de transportar el aire a los pulmones se inflaman y ocasionan tos.

El principal riesgo de padecer esta enfermedad es el tabaco. Hay 2 millones de personas aproximadamente que sufren EPOC de las cuales un 70% no están diagnosticadas.

Enfisema pulmonar: ¿qué es?

El enfisema pulmonar es una alteración del pulmón catalogada como EPOC, que disminuye la capacidad del cuerpo para coger el oxígeno procedente del aire, es decir, causa dificultad para respirar.

Esto se debe a que las personas que sufren el enfisema tienen los sacos de aire de los pulmones (alveolos) dañados, por lo que se requiere más esfuerzo para despejar éste el aire ya que la respiración es insuficiente. Como los pulmones no tienen tanta capacidad, surge la necesidad de respirar más rápida y continuamente.

Con el tiempo, se desgastan las paredes internas que tienen los sacos de aire incluso pueden romperse, se reduce el oxígeno que llega al torrente sanguíneo del mismo modo que la superficie de los pulmones, lo que produce que en vez de que los espacios del aire sean pequeños se hagan grandes.

El aire fresco con nuevo oxigeno no se podrá adquirir adecuadamente puesto que los alveolos no funcionan correctamente debido a que están dañados y el aire antiguo queda retenido.

Fumar, es una de las principales causas del enfisema, a medida que las personas envejecen, si son fumadores aumenta su riesgo de producirse esta enfermedad.

Enfisema pulmonar: síntomas

Los síntomas de esta enfermedad en algunos pacientes pueden incluso ni presentarse en muchos años, sin embargo, quién si la padece los síntomas mas frecuentes que se manifiestan son:

  • Dificultad para respirar: la más frecuente, falta de aire que puede empeorar progresivamente, al principio se evitan actividades en las que haya que realizar un mayor esfuerzo, pero conforme pasa el tiempo puede llegar a ser molesto incluso cuando se realiza la mínima actividad.
  • Tos: los bronquios están inflamados por la bronquitis crónica por lo que se produce más moco en los pulmones y ocasiona la tos.
  • Fatiga o cansancio: también con la realización de algunas actividades se llega a producirse fatiga y cansancio para llevarlas a cabo

 

Además de estos, también puede provocarse hinchazón en manos y pies, sibilancias o tonos azulados en piel, uñas y/o labios. Incluso producirse frecuentes infecciones respiratorias.

Muchos de estos síntomas pueden ser asociados a otros problemas de salud, el especialista sabrá con certeza de qué se trata y fijar un diagnostico claro.

Cura para el enfisema pulmonar

Desafortunadamente, esta enfermedad no tiene cura, pero gracias a seguir unas pautas y algunos tratamientos se consigue alcanzar ayudas con objetivos como:

Con estas ayudas se pretende alcanzar objetivos como:

  • Mejoras en la calidad de vida
  • Suavizar los síntomas
  • Retrasar el progreso de la enfermedad
  • Frenar los daños de la función pulmonar

Se basará el tratamiento en función del progreso del enfisema, la edad, el estado de salud y la tolerancia de algunos medicamentos, entre otros.

Enfisema pulmonar: tratamiento

Principalmente, el humo del tabaco es el causante del enfisema, pues el objetivo principal es dejar este hábito. Unos 9 de cada 10 casos de personas que sufren EPOC es por su consumo.

Tanto el tabaco y los ambientes contaminantes son unos factores de riesgo por lo que lo primordial es el no exponerse a ellos, además de utilizar mascarilla si la persona trabaja en entornos que emitan polvo o gases químicos.

Los tratamientos se distribuyen en:

  • Medicamentos: según los médicos y/o farmacéuticos se recetan los medicamentos adaptados al tipo de gravedad de la enfermedad.
  • Terapia: rehabilitación pulmonar que mejora la capacidad pulmonar y disminuye la sensación de falta de aire.
  • Rehabilitación respiratoria: entrenamiento físico para mejorar la fuerza y resistencia tanto de los músculos respiratorios como los demás.
  • Introduce un programa con información de saber realizar las técnicas adecuadas para respirar y como hacer ejercicio físico para restaurar la capacidad física perjudicada por la enfermedad.
  • Cirugía: asimismo depende también del riesgo que se alcance.
  • Apoyo nutricional.

En base a cada tipo de paciente se deberán seguir unas pautas u otras, según el riesgo que se padezca y lo avanzado que se encuentre el enfisema. Recalcamos la importancia que es visitar a un experto para qué se diagnostique y trate de la forma más adecuada y correcta posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *