Cuidadores que realizan compras para las personas mayores. Esta es una duda recurrente que muchas familias se preguntan. La mayoría de familias y personas mayores, desconocen si es posible que los cuidadores realicen este tipo de servicio.
De hecho, existen más de 3 millones de personas que tienen alguna dificultad o dependencia para realizar alguna tarea del día a día. Por ello, hay un gran numero de personas mayores con problemas de movilidad que cuentan con problemas para ir a comprar.

Cuidadores que realizan compras para las personas mayores

Con una masa de la población mayor que cuenta con dificultades para hacer la compra. Es necesario que hayan servicios y cuidadores que realizan compras para las personas mayores, entre otras. Por esta razón, las instituciones públicas y privadas deben ocuparse en ofrecer este tipo de servicios. Ya que ayudan al bienestar y autonomía de las personas mayores.

Los cuidadores que realizan compras para las personas mayores deben contar con las mismas características que los demás. De hecho, es muy raro seleccionar un cuidador solamente para realizar esta tarea. Ya que, normalmente, las necesidades de las personas mayores van más allá de que solamente les ayuden a realizar la compra. Si no que también, en la mayoría de los casos familias y ancianos precisan de otro tipo de tareas como cocinar, la limpieza o incluso el aseo personal.

Personas mayores que cuentan con problemas para realizar la compra

Los datos demográficos son, en este caso, muy contundentes. Y es que el 22% de las personas mayores cuenta con problemas para consumir. Con “personas mayores” se refiere a personas entre 65 y 80 años. Y, tal y como ha concluido el estudio, que se ha llevado a cabo con una muestra de 1200 entrevistas. Una de las principales barreras son las limitaciones físicas y de las capacidades de las personas mayores.

Otros datos muy representativos es que el 9% de las personas que han participado cuentan con características desfavorables. Y es que viven solas y tienen limitaciones físicas. La agudeza visual, problemas de movilidad y de oído. Un 44% de las personas mayores encuestadas tiene problemas para transportar productos.
De hecho, tal y como indica el estudio, son las personas mayores los que más problemas tienen en los espacios comerciales. No solamente problemas de movilidad y desplazamiento, si no que también cuentan con barreras para desenvolverse en la actividad de compra. Problemas para leer precios y etiquetas.
El estudio señala, que muchos ancianos echan en falta zonas de descanso y que estas no son ofrecidas, en casi ningún caso, por los comercios.

En resumen, tanto los problemas de movilidad en tienda como dificultades para identificar precios, etiquetas y productos hacen necesario que los ancianos cuenten con un cuidador que les ayude a realizar la compra.
Sobre todo en aquellos casos más complicados como son aquellos ancianos que cuentan con alguna enfermedad grave o alguna dependencia mayor. Por ejemplo, los afectados de alzheimer cuentan con todavía más dificultades y en muchos casos pierden toda su autonomía. Por lo que en estos casos es imprescindible que se cuenten con los cuidadores que realizan compras para las personas mayores.