Los cuidadores LGBT: la visibilización de profesionales por igual en el Día del Orgullo 2022

Ser cuidador de personas mayores puede ser uno de los oficios más bellos del mundo, pero en ocasiones han de hacer frente a obstáculos muy difíciles, que van desde la discriminación, pasando por las leyes o la atención médica, entre otros.

Aunque bien es cierto que el colectivo LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) históricamente, ha tenido que hacer frente a diversas dificultades en referencia a reconocimiento social. Aunque en la actualidad se han conseguido grandes logros en el reconocimiento de derechos, queda mucho camino para llegar a conseguir la igualdad.

La orientación sexual, es entendida como la atracción emocional, romántica, sexual o afectiva que sentimos hacia otra persona y que perdura en el tiempo

Del mismo modo, la identidad de género se define como el propio sentimiento de pertenencia un género u otro.

Como consecuencia, cuatro de cada diez personas LGTBI revela que alguna vez ha sentido miedo a hablar de su orientación o identidad, según un informe de UGT.

Este dato explica el siguiente, y es que un 90% de las personas LGTBI consideran un inconveniente su identidad de género o su orientación sexual a la hora de encontrar un trabajo.

Unos chicos gais sonríen en un parque.

Violeta: un ejemplo del avance en la materia

Un ejemplo y testimonio de todo esto es el de Violeta. El caso de Violeta es un claro ejemplo de perseverancia en el mundo laboral.

Violeta es una chica trans que lleva 6 meses trabajando como cuidadora de personas mayores y, aunque no ha sufrido trato discriminatorio como tal en otros puestos de trabajo sí que es cierto que le ha costado mucho encontrar un trabajo, algo a lo que achaca seguramente a su identidad de género.

El índice de paro de las mujeres transexuales es el mayor que existe entre todos los colectivos de los que existen registros, según  informes de la OIT o la OCDE

«Te llamaremos es la frase más común que me han dicho, pero no he sufrido nunca discriminación. Lo que sí que me ha costado es encontrar trabajo. Sobre todo en el ámbito de los cuidados. Cuando voy a entrevistas no lo pienso en el miedo de decirlo, pero cuando miran mi DNI, es ahí cuando ya les cambia la cara», expresa Violeta.

Una fotografía de una chica transexual cuidadora

6 meses siendo feliz con su trabajo

A pesar de haber encontrado trabas para encontrar estabilidad laboral, Violeta ahora está trabajando los fines de semana cuidando a dos personas mayores.

«Por las noches estoy trabajando acompañando a una señora, y los sábados y domingos con un señor. Los viernes me quedo con una señora a dormir, voy a por ella a por el centro de día, por la mañana nos levantamos aunque ella se lo hace todo. Pero estoy pendiente de que no se caiga, en la ducha, la acompaño a sitios o le cocino», cuenta Violeta.

«En las entrevistas de trabajo no lo oculto, siempre digo que soy una chica trans, siempre voy con la verdad por delante», declara Violeta

«A veces la gente tiene un mal concepto de las personas trans. Hay muchas personas que nos preparamos para cuidar personas, pero mucha gente se piensa que por ser trans tienes que trabajar en sectores distintos», exclama ella.

«En todos los lugares en los que he estado trabajando jamás he tenido un trato discriminatorio», concluye Violeta.

Un grupo de personas del colectivo LGBT en una marcha

Día Internacional del Orgullo LGTB 2022: una fecha que es ya una festividad mundial

El Día Internacional del Orgullo LGBT (Lesbiana, Gay, Bisexual y Transgénero), también conocido como Día Internacional del Orgullo Gay es el 28 de Junio. Se conmemora con una serie de eventos en los que colectivos homosexuales instan por la tolerancia y la igualdad de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

El 28 de junio de todos los años es el Día del Orgullo LGBT, pero esta fecha tan señalada cargada de reivindicaciones de igualdad está repleta de actividades y actos desde mediados del mes de junio. Por lo que, más que el Día del Orgullo parece el mes del orgullo.

Las ciudades han recuperado su programación habitual de marchas reivindicativas, conciertos y actividades culturales tras dos años de paralización por el COVID-19

Por ejemplo, la capital española acoge durante 10 días una cantidad muy especial de actos: Madrid se prepara bajo el lema ‘Frente al odio, Visibilidad, Orgullo y Resiliencia’.

De esta forma, Madrid acogerá del 1 al 10 de julio jornadas de lucha por los derechos de personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y demás orientaciones sexuales e identidades de género

Origen del Día del Orgullo

El origen del Día del Orgullo proviene de Estados Unidos, donde se conmemora anualmente los conocidos disturbios de Stonewall que tuvieron lugar en Nueva York en 1969.

Esas movilizaciones espontáneas y violentas surgieron en protesta contra una redada policial que se les fue de las manos a los cuerpos de seguridad del estado. Su nombre proviene del lugar donde se organizaron por primera vez estos colectivos, situado cerca de un pub llamado Stonewall Inn, en el Greenwich Village.

De esta forma, esta fue la primera ocasión en la que un grupo de LGTBI se organizó para luchar en contra de grupos homófobos en el país americano.

Por otra parte, se encuentra la festividad del Orgullo Crítico, que se celebra en ciudades como Barcelona, Valencia o Sevilla, donde se organizan varias marchas civiles.

Cuidadores LGBT: una brecha patente en el acceso de la igualdad de oportunidades

El acceso a servicios seguros puede ser difícil para los adultos mayores LGBT en general, y en particular aquellos que no viven en ciudades grandes.

Los adultos mayores LGBT tienen el doble de probabilidad de vivir solos, volviéndolos vulnerables al aislamiento social.

El 40 % de los trabajadores LGTBI ha sufrido discriminación laboral

Además, los datos no se quedan ahí, puesto que 8 de cada 10 personas transexuales se encuentran actualmente en situación de paro en España.

Es más, según el mismo informe de UGT, titulado «Hacia centros de trabajo inclusivos. La discriminación de las personas LGTB en el ámbito laboral en España» a la hora de encontrar un trabajo, el 86,6%, considera necesario ocultar su orientación sexual a la hora de hacer una entrevista de trabajo

Unos datos que son generalizados en todos los sectores, pero especialmente en el de los cuidados a domicilio, puesto que

El objetivo que se persigue desde el sector del impacto social es educar en la diversidad sexual y de género, para formar a futuros profesionales del Trabajo Social y conseguir una igualdad plena de todas las personas que conforman la sociedad

Por si fuera poco, el mismo informe de UGT concluye con que la violencia física está muy presente a día de hoy en los centros de trabajo. Por ejemplo, por ejemplo, más de cuatro de cada diez trabajadores LGTBI, en concreto el 42,25%, aseguran haber vivido alguna agresión de tipo verbal hacia sí mismos u otras personas LGTB.

Una ilustración con un fondo rojo y varios recuadros que habla de datos de la discriminación del colectivo LGBT en cuestiones de acceso a un trabajo.

La Red Redi: un motor de inclusión laboral y social para personas LGBTI

Se trata de una red de organismos, en concreto, más de 160 empresas y entidades que vela por fomentar la inclusión y un ambiente laboral con unas condiciones dignas para este colectivo de personas.

De esta forma, se combate contra dos problemáticas:

En primer lugar, contra la discriminación laboral que padecen personas del LGTBI.

En segundo lugar, por crear acciones que apuesten por crear un clima laboral óptimo y el lugar de trabajo no sea un espacio en el que tener miedo por la acogida del resto de compañeros.

Así, una de las grandes reivindicaciones de estos organismos es velar por que los trabajadores que denuncian que la identidad de género es un lastre para conseguir empleo puedan por fin disfrutar de unas condiciones igualitarias.

Además, la razón de ser de este tipo de entidades sociales es combatir la fobia al colectivo LGTB, que se aprecia de manera clara en el ambiente laboral en particular, y en la sociedad en general.

LGTBfobia se puede definir como el rechazo, miedo, repudio, prejuicio o discriminación hacia mujeres u hombres que se reconocen a sí mismos como LGTB

A pesar de los logros conseguidos por el colectivo LGTB, estas personas siguen sufriendo discriminación diariamente por parte de la sociedad.

Reivindicaciones del sector LGBT

El 72% de las personas LGBT aún no ha dado el paso de confirmar su orientación sexual en su trabajo, aunque sí lo hayan hecho en otros ámbitos de su vida, según datos del proyecto ADIM, un proyecto elaborado por los Gobiernos de España y Portugal y por la Universidad Complutense de Madrid.

Este dato esclarece que el sector LGBT lleva tiempo detrás de perseguir una serie de derechos laborales igualitarios.

Asimismo, especialmente relevante es el hecho de que el 24% de personas LGBTI reconoce que uno de los motivos principales de permanecer en silencio en su puesto de trabajo es no querer que cambie la valoración profesional que se tiene de ellos.

Por tanto, la primera de las reivindicaciones es esa: que su orientación sexual no sea un motivo de juicio profesional.

Una chica escribe sobre un ordenador portátil blanco.

Seguidamente, el sector LGBT pretende evitar un lenguaje genuinamente ofensivo en el ámbito laboral. Es decir, expresiones que pudieran ocasionar malentendidos, puesto que el uso del lenguaje es una de las mejores herramientas para generar entornos de inclusión.

Asimismo, la tercera de las reivindicaciones es una mayor conciencia laboral dentro del cuadro directivo o de unos enlaces sindicales para que las cosas avancen en materia de políticas de inclusión laboral.

Por último, las reivindicaciones del sector pasan por crear políticas de inclusión social frente a la sociedad, a nivel interno y de cara a recursos humanos, para que una persona del colectivo LGBT vea seguridad desde que hace una entrevista de trabajo hasta que pasa sus días en su lugar de empleo.

Una mayor aceptación a pesar de la brecha laboral

A pesar de los constantes avances en materia de inclusión social y laboral, todavía queda mucho por hacer por todas las partes de la sociedad.

A principios de los setenta, apenas el 3% de la población española aceptaba la homosexualidad. Hoy, esa cifra se sitúa en un 80%

La relación entre el LGBT y el trabajo está condicionada por el miedo al rechazo de sus compañeros y, sobre todo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *