Contratar una cuidadora interna 2018. Existen modificaciones sobre todo de índole laboral que obligan a que las familias actualicen las condiciones con respecto al año pasado 2017. Y es que contratar una cuidadora interna 2018 sigue siendo una labor compleja y cuando las familias van a realizar dicha contratación cuentan con innumerables dudas.
Es por esto que muchas familias recurren a servicios de ayuda a domicilio para que realice tanto la selección de la cuidadora interna como todos los trámites y asuntos laborales.

Trámites para contratar un cuidador

Existen muchos momentos en los que las familias pueden necesitar un apoyo y asesoramiento a la hora de contratar un cuidador.
Por ejemplo, alguna de las preguntas recurrentes son: ¿Debo darlo de alta desde el primer día? ¿Cómo sé la cantidad que debo pagarle? ¿Cuentan con días asuntos propios?

Todas estas cuestiones quedan solucionadas cuando la familia cuenta con un soporte profesional. Este es esencial puesto que también ayuda al cuidador. Y es que cabe destacar que muchos cuidadores han cosechado largos años de experiencia laboral sin contrato y es posible que siempre tengan la sensación de que en el próximo empleo no cuenten con todos los derechos reconocidos. Ahí radica la importancia del papel de la empresa mediadora que se ocupa de que se cumpla la regulación laboral.

Trámites como el contrato, alta y respectivas autorizaciones quedarían así zanjadas dentro del marco laboral vigente. Y estipulado por el Ministerio de Empleo. Todo ello sin que la familia y el cuidador deban preocuparse de nada.

Contratar una cuidadora interna 2018

Contratar una cuidadora interna 2018 es muy similar a como se hacía en el año anterior. Aunque, si bien es cierto que se debe tener en cuenta nuevas actualizaciones y cambios. Como por ejemplo la subida salarial de los empleados de hogar . O las nuevas cotizaciones que afectan tanto al empleador como al empleado de hogar.
Para este nuevo año 2018 contratar una cuidadora interna tiene las mismas repercusiones que en el año anterior, salvo un par de modificaciones.

Por ello es importante recordar a aquellas familias que necesiten contratar una cuidadora interna en 2018 una serie de obligaciones:
La cuidadora debe contar con, al menos, 36 horas consecutivas de descanso.
El alojamiento y la manutención debe ser proporcionada por la familia, así y como deben asegurar y garantizar que por la noche la cuidadora pueda dormir.
La cuidadora contará con 2 horas diarias libres para realizar gestiones personales o tiempo de descanso.

Tareas de la cuidadora interna

Las tareas que realiza la cuidadora interna son como las de cualquier otra cuidadora. Y es que van desde la atención de los familiares que requieren apoyo hasta encargarse del mantenimiento del hogar y de las tareas cotidianas. Tareas habituales como realizar la compra, cocinar, la limpieza del domicilio, realizar paseos o llevar al médico son habituales en las cuidadoras internas.

Muchas familias no conocen la figura de la cuidadora interna y en muchos casos piensan que es una cuidadora contratada por la empresa. O que se trata de una cuidadora que solo realiza tareas de hogar. O al contrario, que solamente se ocupa de la persona mayor. Todo esto son mitos sobre las cuidadoras internas.