Caída del cabello en la tercera edad: ¿A qué se debe?

El envejecimiento trae consigo una serie de cambios físicos inherentes que son inevitables. Entre ellos, la pérdida de fuerza del cabello y los folículos pilosos. La caída del cabello en personas mayores, también denominado alopecia no debe pasarse nunca por alto y corregirlo a tiempo.

¿Qué es la alopecia?

La alopecia es la caída excesiva y anormal del cabello que provoca la calvicie. Existen distintos tipos de alopecia que tienen diferentes causas y que se manifiestan de forma diferente en cada persona. En el caso de las personas mayores, el cabello pasa por diferentes fases, desde el cambio de color, pasando por la alopecia. Dentro de los tipos de alopecia, destacan la alopecia androgenética, donde la causa es genética; y la alopecia areata, cuando la caída del cabello es de origen desconocido.

Un plano detalle de la frente y la cabeza con alopecia de un anciano.

Pese a tener diferentes causas que motiven la aparición de la calvicie, la pérdida de cabello en las personas mayores también puede tener una relación directa con el padecimiento de alguna enfermedad aguda o crónica, o con alguna otra alteración de la salud.

La causa más frecuente de pérdida de cabello en hombres y mujeres mayores es la alopecia androgénica, comúnmente conocida como calvicie

Por último, la alopecia en personas mayores puede afectar al cuero cabelludo o a otras partes del cuerpo, como la barba o las pestañas.

Alopecia femenina en la tercera edad

Lo cierto es que no se trata de que la edad o cumplir años provoque la caída del cabello en ancianos. Pero sí es cierto que, a nivel capilar, con el paso del tiempo se da una menor producción de colágeno, así como una renovación celular más lenta, y un crecimiento del cabello también más lento.

En este sentido, con la llegada de la menopausia se produce un desequilibrio hormonal en la mujer que, en algunos casos, afecta al folículo. Si a esto se le suma alguna carencia vitamínica, como carencia de hierro, potasio, proteínas, ácido fólico, zinc, o vitamina B, las posibilidades de que se dé una perdida notable de pelo crecen, lo que produce clínicamente alopecia femenina.

Para ello, es conveniente prevenir la aparición de la alopecia femenina en personas de edad avanzada:

  • Prestar mucha atención a las señales o cambios que muestre el cabello con el paso del tiempo
  • Sería conveniente realizarse un análisis de sangre que informe ante una supuesta falta de hierro, zinc bajo, exceso de  calcio, déficit de Vitamina D o B-12.
  • Cuidar la alimentación en edades avanzadas.

Una mujer mayor se peina con un cepillo la cabeza.

Alopecia masculina en la vejez: diferencias con la de la mujer

Aunque también puede afectar a mujeres, la alopecia androgenética es la forma de calvicie más habitual entre la población masculina. En este sentido, las causas de este tipo de alopecia se relacionan, en la mayoría de los casos, con factores genéticos y hormonales. En los hombres el desencadenante es la enzima 5-alfa-reductasa, que convierte la testosterona en dihidrotestosterona (DHT) y que, junto con una predisposición genética, provoca la reducción del número de folículos pilosos, haciendo que el pelo sea cada vez más fino y ligero hasta su desaparición.

A diferencia de los hombres, la pérdida de cabello en las mujeres se encuentra más localizada y suele comenzar con una pérdida de densidad en la zona central. A partir de ese primer grado y hasta llegar al quinto, la calvicie se va agravando y extendiéndose hacia los lados.

Cura para la alopecia en personas mayores

Aparte de los cambios en la alimentación o en la medicación que pueden resultar beneficiosos para prevenir la pérdida de pelo, los tratamientos complementarios en forma de medicación que, en cualquier caso, deben tener receta médica.

La clave de estos tratamientos para frenar la caída de cabello es acudir en un estado temprano

Por otra parte existen algunos consejos caseros que pueden ayudar a evitar la caída del cabello, como por ejemplo el uso de ingredientes estimulantes que tonifiquen y activen la circulación en esa zona:

  • Vinagre de manzana: el vinagre de manzana es un ingrediente con propiedades nutritivas y estimulantes debido a su alto contenido en minerales, ácidos grasos y vitaminas A y B.
  • Mascarilla de salvia y romero para la alopecia: otros de los remedios para la caída del cabello es el romero y la salvia, los cuales poseen propiedades antisépticas y tonificantes muy beneficiosas para la piel. Ambos son astringentes y fortificantes y su alto contenido en aceites esenciales, vitaminas y minerales los convierten en el tándem perfecto para combatir la calvicie masculina

El aloe vera también ha demostrado ser un remedio eficaz para regenerar y fortalecer el PH del cuero cabelludo.

¿La alopecia es hereditaria?

La alopecia en personas mayores puede ser hereditaria. Es decir, se hace referencia a la alopecia androgénica, siendo la calvicie la forma más avanzada, y que afecta más a los hombres.

El mecanismo de aparición de la alopecia androgénica está en parte relacionado con la herencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *