Bronconeumonía: qué es, síntomas, tratatamiento y cómo prevenirla

Las enfermedades respiratorias son más comunes de lo que parecen en todas las edades. Sobre todo las derivadas de procesos inflamatorios e infecciosos, por la entrada en contacto del paciente con algún tipo de agente bacteriano, virus, hongos, así como otros patógenos. Y no iba a ser menos la bronconeumonía, que se tratará a partir de los siguientes párrafos.

¿Qué es la bronconeumonía?

La bronconeumonía es un tipo de neumonía que causa la inflamación de los alveolos derivada por la entrada en el organismo de virus y bacterias. En términos técnicos, se trata de la inflamación de los bronquiolos finos y sacos alveolares de los pulmones.

Los bronquiolos son unos pequeños conductos que se encuentran dentro de los pulmones que, cuando se inflaman, producen dificultad para respirar. Además, esta parte del organismo es especialmente importante, pues es la encargada de transportar oxígeno a los pulmones.

Dentro de los pulmones, los bronquios se dividen en diferentes bronquiolos que terminan en millones de bolsas de aire, que son los alvéolos.

Es en los alvéolos cuando el oxígeno que respira una persona se transfiere a toda la sangre del cuerpo.

La bronconeumonía se produce cuando los bronquiolos se inflaman, que son los encargados de llevar el aire que respiramos a los pulmones

Es una enfermedad bastante frecuente que tiende a darse tanto en épocas tempranas como en personas mayores. Es decir, cuando se tiene pocos años de vida, el organismo no tiene experiencia previa combatiendo microorganismos patógenos. En cambio, en la tercera edad, se suele recaer en otro tipo de enfermedades.

Por lo tanto, es durante estas edades cuando aparece la bronconeumonía, como complicación de una enfermedad. Pero, a diferencia de la neumonía, que incluye fases diferentes, la bronconeumonía no las incluye.

La bronconeumonía: síntomas que se manifiestan

En ocasiones puede resultar difícil detectar si se está ante una bronconeumonía o ante cualquier otro tipo de infección respiratoria, pero los síntomas de bronconeumonía principales son:

  • Aparición de fiebre (en torno a 37,5º-38º).
  • Sensación de falta de aire o incapacidad para respirar correctamente.
  • Dolor en el tórax a la hora de respirar o pleuresía.
  • Escalofríos o estremecimiento.
  • Tos con flema.
  • En algunos casos, confusión en personas mayores.

Además, los ancianos que padecen problemas inmunitarios suelen manifestar síntomas más acusados en referencia a esta enfermedad.

Tratamiento de la bronconeumonía: tanto en el hogar como en centro hospitalario

El tratamiento de la bronconeumonía dependerá del grado de infección o gravedad de la bronconeumonía. En el caso de que una persona no tenga otros problemas de salud, en torno a 2-3 semanas es el tiempo de recuperación de una persona sana.

Los antibióticos suelen ser el tratamiento requerido tanto en casa como en caso de ingreso hospitalario. La función de estos antibióticos es la de eliminar dichas bacterias que dañan los pulmones. Aunque, en caso de ser una bronconeumonía por hongos el tratamiento requerido por medicamentos será distinto y a consultar con los profesionales médicos.

¿La bronconeumonía se pega?

Los diferentes tipos de bronconeumonía son causados por bacterias, por lo que fuera del organismo estas bacterias sí contagian, es decir, una persona podría contagiarse sí respira este tipo de bacterias emanadas de estornudos o tos.

¿Qué diferencia hay entre neumonía y bronconeumonía?

La diferencia principal radica en que la bronconeumonía es un tipo específico de neumonía. Mientras que la neumonía es una infección que afecta a todo el tejido pulmonar, la bronconeumonía afecta a una zona parcial del mismo.

Del mismo modo que la neumonía, la bronconeumonía es un proceso inflamatorio casi siempre infeccioso que afecta al aparato respiratorio, pero que suele presentarse como complicación de otras enfermedades, como por ejemplo la bronquitis o los resfriados curados.

Los alvéolos son unas pequeñas bolsas llenas de aire que, cuando un paciente sufre bronconeumonía éstas se llenan de mucosidad, pus o líquido dificultando la respiración.

Bronconeumonía en personas mayores: factores de riesgo

Se trata de una enfermedad que se aprecia más comúnmente en la etapa de lactancia y la etapa anciana, esto es, una persona mayor de 65 años y niños menores de 2 años están más expuestos a contraer esta enfermedad. Siempre es conveniente tener especial dedicación con pacientes de edad avanzada. Por lo tanto, el cuidado a domicilio de personas mayores puede ayudar a detectar a tiempo este tipo de problema de salud.

  • La edad como principal factor de riesgo.
  • El entorno: las personas que trabajan, o visitan con regularidad un ambiente que cuenta con una gran carga vírica tienen un mayor riesgo de desarrollar bronconeumonía.
  • El tabaquismo: otro factor importante de riesgo por la cantidad de bacterias que pueden aparecer.
  • Ciertas enfermedades como la diabetes en personas mayores. el cáncer, artritis reumatoide, lupus y contar con un sistema inmunitario debilitado pueden propiciar la aparición de bronconeumonía. En el caso del cáncer, en la quimioterapia se toman medicamentos.
  • Padecer enfermedades pulmonares a largo plazo como EPOC, fibrosis quística o asma pueden favorecer la bronconeumonía.

¿Cómo prevenir la bronconeumonía?

Existen remedios caseros para la bronconeumonía como el lavado regular de manos en aras de evitar la aparición de gérmenes, así como evitar el consumo del tabaco, pues esta sustancia daña la capacidad combativa de los pulmones ante infecciones. Pero la vacunación es el método más eficaz, pues al vacunarse contra la gripe o contra la neumonía neumocócica favorecerá la prevención de la bronconeumonía en gran medida.

Cómo prevenir la bronconeumonía: la vacuna contra la gripe es un remedio para

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *