Asistente personal para personas con dependencia

Asistente personal para personas con dependencia es un concepto que ya lleva más de 10 años puesta sobre la mesa. La figura del asistente personal comenzó a tener cabida en la comunidad social desde 2006. Se incorporó al panorama social español a través de La Ley de Promoción de la Autonomía de las Personas con Dependencia.

¿Qué es un asistente personal?

Es una figura de apoyo con la que cuentan las personas con discapacidad o diversidad funcional. Esta figura comenzó a ser reconocida en España a partir de 2008, aunque en otros países ya lo estaba desde mucho antes. 30 y 20 años nos llevaban de ventaja.
Al margen del bloqueo a la ley de dependencia, la legislación comenzó a incluir esta figura. Legislación relacionada con la promoción de la atención y de la autonomía.
El asistente personal es, básicamente, la persona que ayuda de forma rutinaria a otra en todo tipo de funciones. Estas son todas las necesarias para que la persona usuaria que recibe esta ayuda pueda desarrollar su vida.
Es importante destacar que esta ayuda debe estar regulada bajo un contrato profesional de prestación de servicios. Este puede hacerse de forma directa o bajo el amparo de alguna ayuda para la dependencia.

Desgraciadamente, cada vez son más las personas que ven mermadas sus capacidades y su autonomía física. Es posible, que muchas de estas personas necesiten ayuda para algunas tareas. Desplazarse, conducir, tomar notas o incluso lavarse, vestirse, alimentarse. Para estas personas, contar con un asistente personal les permite poder seguir desarrollando actividades formativas, laborales y de ocio. La importancia de esta figura es suprema.

¿Un asistente personal puede trabajar para varias personas a la vez?

Sí. Al igual que una persona puede contar con varios asistentes personales. Este caso se daría en los usuarios que necesitan un asistente personal a diferentes horas del día, por turnos o muchas horas de acompañamiento.
De igual forma, si un asistente personal trabaja 2 horas al día para una misma persona. Por supuesto que puede trabajar para otra persona.

Asistente personal para personas con dependencia. Características.

– Las tareas son dificiles de definir y múltiples. Según cada caso y la necesidad del usuario.
– El acompañamiento, por poco que sea, siempre estará presenta.
– También pueden dar servicio a personas con diversidad funcional mental, no solo física.
– Limpiar, colocar cosas, guiar, pasar páginas, conducir, esperar… son tareas frecuentes en muchos casos.
– Las tareas a realizar se deben pactar previamente entre ambas partes.
– Estas son de índole personal, de hogar, interpretación, coordinación, excepcionales y especiales.

Necesidades para que la relación de trabajo con el asistente personal funcione

La asistencia y el servicio prestado debe adaptarse a las condiciones y necesidades de la persona. A partir de este axioma se construirá una relación laboral que ambas partes siempre esperan que perdure el mayor tiempo posible.
Las características más valoradas de un asistente son sobre todo su asertividad y empatía.
La capacidad de adaptación a cada persona, y especialmente, a la persona.
Serenidad ante ciertas situaciones así y como responsabilidad constante.
Respetar, dialogar y expresar los sentimientos.

¿Cómo hace AIUDO para seleccionar asistentes personales?

El proceso de selección de este tipo de profesionales es exactamente igual. Poniendo especial énfasis en el test 16pf ya que arroja valoras tan vinculantes como la capacidad de adaptación, asertividad, estabilidad, etc.
Las principales características deben ser compartidas entre cuidadores y asistentes personales.

¿Cuánto tiempo llevan existiendo los asistentes personales?

Durante los años 80 y 90 comenzó a aparecer esta figura en los países nórdicos. Suécia, Dinamarca, Noruega, Holanda… Es significativamente llamativo el caso de Gran Bretaña. En este país se comenzó a incluir esta figura como herramienta estratégica como lucha contra la exclusión y discriminación por discapacidad.
Este tema es especialmente sensible. Ya que en la teoría se conoce la importancia de aplicar la igualdad de oportunidades y en Gran Bretaña han encontrado una modalidad muy práctica. Gran Bretaña paga directamente al usuario para que contrate este servicio. Ni que decir tiene que realizarán las comprobaciones pertinentes.

Las personas con dependencia en España

– El número de estas va en alza alcanzando más del millón seis cientos.
– De todas las personas con dependencia el 75% tiene más de 65 años.
– Las cuidadoras representan el 84% mientras que los cuidadores varones son solamente el 16%.

Cerca de 100.000 personas menores de 65 años pueden hacer valer este servicio de asistencia personal para fomentar la igualdad de oportunidades, desarrollo de la vida y fomento de la autonomía personal.

El asistente personal para paliar las graves consecuencias de la discapacidad.

Una persona con dotes resolutivas, agradable y asertiva puede ser el complemento que muchas personas necesiten. Una persona de confianza, comprometida y capaz de ofrecer todas sus virtudes en favor de la autonomía. AIUDO está muy concienciada con esta figura. Por ello, no solo nos centramos en el cuidado de personas mayores, si no también, en personas jóvenes con dependencia.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Cómo mejorar la calidad de vida de los enfermos mayores

Coronavirus y personas mayores: síntomas y precauciones

Frases de tus abuelos: del "en mis tiempos..." a "cuántos novios tienes ya"

Los ancianos en la historia

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?