¿Cómo aliviar y prevenir los pies hinchados por calor en adultos mayores?

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Las altas temperaturas en verano pueden provocar problemas característicos de esta época del año como, por ejemplo, retención de líquidos, hinchazón de tobillo o vasodilatación. Es usual ver que los pies de las personas mayores tienden a hincharse por calor y esto puede resultar algo muy molesto para ellos.

Cuando las personas de la tercera edad se detienen a descasar, suelen aprovechar para quitarse un rato los zapatos. Si al intentar ponérselos nuevamente notan que no puede hacerlo con facilidad, quiere decir que las venas conductoras se han agrandado, esto es, con los pies hinchados por calor.

¿Por qué se hinchan los pies con el calor?

Los pies hinchados por calor, o edemas periféricos, tienen tres causas principales: la vasodilatación, la deshidratación y la falta de movimiento.

En primer lugar, las altas temperaturas pueden provocar la vasodilatación, esto es, que los vasos sanguíneos se agrandan debido al calor. Lo que esto hace es que el líquido se acumule en los tejidos de los pies, provocando una sensación de pesadez e hinchazón.

Por otro lado, el calor produce deshidratación en el cuerpo. Esto trae como consecuencia que este no pueda regular de forma adecuada el equilibrio de los líquidos, ya que, cuando el organismo se deshidrata, y como mecanismo natural, retiene refluidos para compensar la falta de hidratación y esto se ve reflejado en la inflamación.

Por último, la falta de movimiento de las extremidades inferiores también pueden causar este problema. Durante los días calurosos, es normal que las personas mayores estén más quitas, sentadas o paradas, y esto dificulta el retorno venoso hacia arriba y favorece la retención de líquidos en los pies.

¿Cómo evitar los pies hinchados por calor en ancianos?

Para evitar exponer al cuerpo a estos trastornos por calor, los especialistas recomiendan:

  • Evitar el calor: no exponerse muchas horas el calor en temperaturas de verano, buscar sombra y, en la medida de lo posible, evitar ambientes de mucho sol.
  • Ducharse con agua fría: esto permitirá que se active la circulación y que se genere el efecto contrario, esto es, la vasoconstricción.
  • Mantener una dieta balanceada: evitar las grasas, el consumo excesivo de sal y azúcares, alcohol y café. Beber agua y consumir frutas y verduras frescas.
  • Masajes con geles o cremas frías: es recomendable meterlos unos minutos en la nevera y luego realizar suaves masajes en dirección ascendente, para así estimular el flujo sanguíneo.
  • Elevar las piernas: esto ayuda a deshinchar tobillos y pies, ya que es la mejor forma de hacer que la circulación de sangre vuelva a la normalidad.
  • No utilizar zapatos ni calcetines ajustados: en la medida de lo posible, usar zapatos ligeros y lo más abiertos posible. De esta forma se evitará empeorar la situación.

Infografía de consejos pies hinchados calor en personas mayores

Remedios para pies hinchados por calor

Los medicamentos para pies hinchados en mayores de 65 años, llamados venotónicos, son los indicados para disminuir la fragilidad y la permeabilidad vascular.

Portada del primer ebook de Aiudo: Guía de Principales Enfermedades en Personas Mayores.
Consigue GRATIS tu guía de principales enfermedades en personas mayores

Los cirujanos vasculares recomiendan los siguientes:

  • Castaño de Indias: este tiene grandes propiedades que ayudan a tonificar las paredes de las venas, permitiendo un retorno sanguíneo más eficaz. Además, protege la impermeabilidad de las venas e impide que se formen edemas.
  • Vid roja: tanto las hojas, como en la piel de las uvas y las pepitas, se pueden encontrar quercetina, resveratrol y proantocianidinas, y la combinación de las tres son una fuerte y poderoso remedio natural para ayudar a aliviar los pies hinchados por calor.
  • Centella asiática: también conocida como hierba de tigre, tiene enormes beneficios en el caso de la insuficiencia venosa, como, por ejemplo, normalizar la tensión arterial y mejorar el flujo de sangre.
  • Pino marítimo: la corteza de esta especie posee gran cantidad de proantocianidinas, unos polifenoles altamente recomendada en caso de problemas circulatorios en los pies.

¿Cuándo preocuparse por tobillos y pies hinchados?

Por lo general, este cuadro clínico no es motivo de preocupación en personas mayores. Si no se presentan otros síntomas, siguiendo los consejos anteriormente nombrados, habrá que llevar un estilo de vida saludable, buena alimentación y movilidad.

En cambio, si junto a este se manifiestan otros signos más graves como fatiga, dolor puntual o el pie se ve de otro color, o la persona tiene antecedentes cardiovasculares, problemas renales o hepáticos o trombosis venosa, se debe acudir al médico de inmediato.

Drenaje linfático para pies hinchados por calor

Muchos se preguntan cómo deshinchar los pies a las personas mayores y existen masajes que sirven para esto. El drenaje linfático es una técnica que actúa sobre los vasos linfáticos con el fin de eliminar líquidos. Gracias a la actuación sobre las fibras musculares, por medio de mensajes suaves y repetitivos, se produce la activación de la linfa y la eliminación de los líquidos estancados.

Los fisioterapeutas para personas mayores especializados en masajes linfáticos, recomiendan acudir a fisioterapia si los síntomas de hinchazón no desaparecen. Estos masajes ayudarán a aliviar el malestar que provoca e impedirá que los signos avancen. De lo contrario, el cuadro podría avanzar hasta el punto que el anciano presente dificultad para caminar.

Comentarios para ¿Cómo aliviar y prevenir los pies hinchados por calor en adultos mayores?
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada