10 consejos para los paseos de las personas mayores durante el desconfinamiento

Las personas mayores de 70 años pueden salir a pasear entre las 10:00 y las 12:00 horas, o bien por la tarde, entre las 19:00 y las 20:00h.

El poder comenzar a pasear aporta unos beneficios notables para la salud física y emocional de nuestros mayores. Pero, hay que hacerlo con mucha precaución y cuidado, pues no hay que perder de vista que pertenecen a la población de más riesgo.

Por ello, os exponemos 10 consejos con los que realizar estos paseos de la forma más segura y, al mismo tiempo, confortable:

1- Conversar sobre la salida

Antes de salir del domicilio, es importante concienciar a nuestro mayor acerca de las precauciones que vamos a tener que tomar y de cómo va a ser el paseo. Tras ello, le tranquilizaremos sobre la situación, pues lo más normal es que al principio sienta cierta inseguridad con este cambio drástico de atmósfera exterior.

2- Ir acompañado

Nuestro mayor nos necesita. En esta salida, no sabemos si se sentirá indispuesto o necesitará cualquier ayuda. Lo que sí necesita, con toda seguridad, es la compañía de alguien que esté pendiente de cada paso y que, con su conversación, haga más ameno y confiado este paseo.

3- Ponerse la mascarilla

Esta es la protección básica con la que deberemos ataviar a nuestro mayor. Para colocarla adecuadamente, los pasos son los siguientes:

  1. Lavarse las manos con agua y jabón antes de coger la mascarilla.
  2. Cerciorarse de que la mascarilla no está dañada.
  3. Agarrar la mascarilla asegurándose de que el lado correcto quede hacia afuera.
  4. Sujetar las gomas de la mascarilla alrededor de las orejas.
  5. Ajustarse a la nariz la tira metálica de la zona superior de la mascarilla.
  6. Estirar con cuidado la mascarilla para cubrir completamente desde la barbilla hasta la nariz, asegurándose de que no queden huecos entre la mascarilla y la cara.

4- Calzado cómodo

Debemos tener en cuenta que nuestro familiar lleva muchas semanas en las que sus zapatos han sido las zapatillas de estar por casa. Por ello, conviene que los zapatos elegidos durante las primeras salidas sean los más cómodos que tenga, con el fin de evitar cualquier malestar o rozadura provocada por estos.

5- Protegerse del sol, hidratarse

Al mismo tiempo que el calzado, la ropa también es fundamental. Entramos en una época en la que las temperaturas comienzan a subir y los rayos del sol inciden con mayor intensidad, por lo que deberemos proteger de ello a nuestros mayores. El mejor atuendo es una ropa ligera y transpirable, con la que evitar deshidratarse o, incluso, sufrir un golpe de calor.

6- No ir por zonas concurridas

Debemos elegir espacios abiertos en los que sea posible caminar manteniendo la distancia de seguridad. Especial cuidado deberemos tener en los pasos de peatones, donde se produce la mayor concentración de gente.

7- Los primeros paseos, no muy largos

Debido a la poca actividad física que han podido llevar a cabo durante semanas nuestros mayores, sus músculos no se encuentran en plenas facultades, por lo que lo más normal es que se fatiguen con mayor facilidad y en mayor medida. Por ello, lo más recomendable es que los primeros paseos sean de no muy larga duración y que este tiempo de paseo aumente de manera progresiva.

8- Limpiar los zapatos

Junto con la mascarilla y el lavado constante de manos, una de las medidas que las autoridades sanitarias más han recomendado en los últimos días es la desinfección de la suela de los zapatos con los que pisamos la calle. Así, debemos ayudar a nuestro mayor a realizar esta tarea. Para ello, podemos utilizar productos como una disolución en agua de lejía o de alcohol.

9- Lavarse las manos al llegar al hogar

Lo primero que se debe hacer al entrar en el hogar, antes de tocar cualquier objeto, es lavarse las manos con agua y jabón. Tras ello, ayudaremos a nuestro mayor a quitarse la mascarilla. Si es desechable la depositaremos con cuidado en la basura y si es de una duración superior a un solo uso, la guardaremos en una zona segura que esté alejada de las estancias que más frecuentamos (por ejemplo, en el mueble de la entrada al hogar).

10- Paseos, no compras

Lo más adecuado es que el paseo solo consista en lo que su propio nombre indica, en pasear. No es recomendable que durante el mismo vayamos a realizar compras a establecimientos como el supermercado o la farmacia acompañados de nuestro familiar. Cuanto menos lugares cerrados concurra, menos riesgos correrá.

Nuestros mayores necesitan una rutina segura y agradable con la que dejar atrás la ansiedad que han sentido durante estas semanas. Aprovechemos estos paseos para conseguirlo.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Cómo bajar el colesterol en las personas mayores

Esclerosis múltiple: qué es, síntomas y avances

Ingreso Mínimo Vital y cuidadoras: requisitos y plazos

Qué es la disfagia en ancianos: causas y tratamiento

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?