Día de Todos los Santos: acuérdate también de tus vivos

Miles de flores volverán a hacer compañía, como cada año, a nuestros seres queridos. Se acerca, un año más, el Día de Todos los Santos, una festividad que los mayores de nuestra casa viven especialmente. Ellos son los que más familiares han tenido que despedir, desde padres, hermanos o incluso hijos hasta, en muchas ocasiones, su propio compañero o compañera de vida.

En esta fecha de recuerdo de los que se fueron, queremos, a la vez, acordarnos de los que están, hacerles partícipes de este día y contagiarles la felicidad que sentimos de que ellos sigan en nuestra vida.

Por ello, os proponemos 5 ideas para que podáis dedicar el Día de Todos los Santos no solo a los que se fueron, sino también a nuestros mayores que, felizmente, siguen a nuestro lado:

 

1.- Escoger las flores

Días antes de la festividad siempre empleamos unas horas en elegir las flores que llevaremos a nuestros familiares, proceso que podemos compartir con nuestros mayores. Acudamos a la floristería de siempre, a una nueva o incluso compremos el ramo a través de Internet, es una ocasión perfecta para tomar la decisión con ellos y demostrarles así que valoramos y tenemos en cuenta su opinión y sus preferencias.

 

2.- Acompañarles al cementerio

En muchas ocasiones, las personas mayores ni siquiera piden a sus familiares que les acompañen a la necrópolis porque no quieren molestar o sentirse una carga. En otras, les acompaña un solo familiar. Aunque ellos se conforman con un solo brazo en el que apoyarse, qué bonito sería que pudieran hacerlo de muchos, que fuera toda la familia quien les acompañase y poder así, depositar todos juntos esas flores que con ilusión hace días escogisteis.

 

3.- Conversar y evocar

Hablar y ser escuchados es una de las necesidades que más tienen nuestros mayores. Podemos aprovechar este día para escuchar las historias tan interesantes que guardan. Las vivencias que han compartido con quienes en este día honramos, las fotografías que poseen de aquellos momentos o las anécdotas más divertidas y desconocidas van a hacer del Día de Todos los Santos el momento en el que volverán a revivir los instantes más felices de su vida, agregando ahora a esa lista este mismo día.

 

4.- Cocinar platos típicos

El Día de Todos Los Santos va unido también a tradiciones gastronómicas. Es la ocasión perfecta para elaborar platos típicos con nuestros mayores. Huesos de santo, buñuelos de viento, panellets, castañas o pestiños harán que recuerden los sabores de su infancia.

Y de plato principal, su preferido.

 

5.- Regalarles también un detalle a ellos

Del mismo modo que regalamos flores a los que ya no están, es un momento perfecto para darles a nuestros mayores un detalle que no esperan. Más allá de un regalo material que se queda simplemente en ello, podemos regalarles algo que tenga un significado único. Y qué hay más especial que algo que dure para siempre. Ese regalo son los momentos juntos. Un vale por ir al cine cada semana o una planta para cuidarla en común puede ser el motivo que haga que nuestros familiares más mayores no pierdan la ilusión que también ellos necesitan para afrontar su día a día.

Estos cinco planes, tan fáciles de hacer y al mismo tiempo, tan beneficiosos para nuestros mayores y con ello, para toda la familia, les ayudarán a ellos a mantenerse activos y a nosotros a poder crear y vivir momentos que dentro de unos años tendremos la oportunidad de recordar. Y son, precisamente, esos momentos posteriormente convertidos en recuerdos los que harán que estén siempre a nuestro lado, igual que lo siguen estando a quienes hoy recordamos.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?