Cuidadoras de calidad y adaptada a mi familiar

Las cuidadoras de calidad son un recurso, no escaso, pero si limitado. Todas las personas no se adaptan a las necesidades que tenemos, o mejor dicho, a las de nuestro familiar. Algunas familias necesitamos una cuidadora para el fin de semana, otras personas necesitan que sepa administrar insulina, otras que tenga conocimientos en el traslado de enfermos o movilidad de personas mayores.
Hay familias, que por el bien de la persona mayor y que consiga permanecer en el hogar. Solicitan la ayuda a domicilio de una cuidadora interna.

Cuidadoras internas

Las cuidadoras internas realizan un sobre esfuerzo. En Aiudo hay mucho personal que ofrece máximas prestaciones, por ello siempre remitimos los derechos y deberes de este tipo de formato.
Las cuidadoras internas suelen ser personal con experiencia, que están dispuestas a dejar su vida y a convivir junto con la persona mayor. Este esfuerzo es admirable, por ello nos gusta recordar los derechos de las cuidadoras internas según la ley:
El período de descanso de las cuidadoras internas ha de ser como mínimo de 2h al día. Además, las noches deben ser sin vigilia. Es decir, las noches tienen que ser exclusivamente para dormir. Existen muchos casos en los que, por las noches, se han de realizar intervenciones como cambiar el pañal y esta rutina sería inviable para el descanso de la cuidadora interna.

Las cuidadoras internas han de contar con 36h consecutivas de descanso. Generalmente, se atribuye al sábado a las 15:00 de la tarde hasta el Lunes a las 9:00 de la mañana. Este es el mínimo legal, por lo que siempre se puede ampliar. De hecho, las empresas de ayuda a domicilio que cuidan de sus cuidadores siempre sugerimos que el descanso aumente. Ya que, se previene el denominado síndrome del burnout en el cuidador.

Cuidadoras de calidad

Y es que todas las familias que consiguen encontrar a una cuidadora de calidad no la quieren dejar escapar. Por ello, en Aiudo trabajamos para que las familias cuenten con la cuidadora siempre a largo plazo. Siendo, en muchos casos, un fracaso para nosotros cuando no lo conseguimos.
Las mejores cuidadoras duran años en el domicilio de la persona mayor. Suelen ser muy queridas no solo por la usuaria, si no por toda la familia. Y por supuesto, también por la empresa. El nivel de satisfacción con la cuidadora puede ser tan grande que a veces están consideradas como de la familia.

Profesionales seleccionando profesionales

Los técnicos que mejor conocen la ayuda a domicilio, la dependencia, el apoyo a la tercera edad y el sector de las cuidadoras, son sin duda, los trabajadores sociales.
El trabajador social es aquel profesional que es capaz de valorar tanto las aptitudes como actitudes del cuidador. Las características generales del cuidador son muy importantes, pero lo son aún más los particulares. Hay aspectos, que solamente conocen los trabajadores sociales, ya que por su formación y experiencia conocen tanto el área de coordinación de la ayuda domiciliar como el drama de las familias que necesitan un cuidador.

Es muy común y normal cuando los trabajadores sociales de las instituciones son el único aliado de las familias. Ya que, en ocasiones, son el único recurso efectivo que tienen. La mayoría de veces, se convierte en el timón para orientar y dirigir a las familias sin recursos y con carencias.

El trabajador social sabe valorar especialmente a un profesional de la ayuda domiciliar. Ya que son estos profesionales los que conocen y han vivido el drama de múltiples familias. Y saben que tipo de satisfactor necesitan. Quizá un cuidador cálido y cariñoso excelente en compañía. Un cuidador vigilante y que conozca aspectos sanitarios. Un cuidador con mucha experiencia en tareas del hogar que libere a las personas mayores.

Son aspectos que solamente sabe el trabajador social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *