Cuidadoras de personas mayores: 3 claves para que la relación laboral dure años

Cuidadoras de personas mayores. Cuando una familia cuenta con una cuidadora de calidad, muchas veces piensa: ¿Cuánto me va a durar? Siendo la durabilidad de la relación uno de los aspectos que más importan a las familias. Paralelamente, también es un aspecto que le suele importar a las cuidadoras, que valoran mucho más el trabajo seguro al temporal.

Las cuidadoras de personas mayores mejor valoradas son aquellas que logran estar una larga temporada cuidando de la persona mayor ofreciendo el máximo de su cariño y voluntad.

El trabajo de la ayuda a domicilio es muy distinto al de una residencia. En esta última el profesional trata con varios pacientes, teniendo así sus tareas sistematizadas y contando con unos niveles de productividad. No obstante, las cuidadores para personas mayores trabajan el plano personal ofreciendo un trato humano y mucho más potente a nivel relacional.
El trabajo de las cuidadoras de personas mayores a domicilio es mucho más cualitativo, y por ende, mucho más complicado de encajar a dos personas durante un largo tiempo.

¿Por qué es importante que las cuidadoras de personas mayores duren atendiendo de la misma persona?

Principalmente es porqué su actividad es la de cuidar personas mayores. Y cabe recordar que las personas mayores cuentan con sus rutinas establecidas. También cuentan con su actividad diaria marcada y la mayoría no son muy propensos a los cambios. Por esta razón, cuando existe una rotación de varios cuidadores atendiendo a una persona suele ser perjudicial para esta, además de crearle cierto malestar.
También debemos hablar sobre las cuidadoras internas que es un servicio de mucha calidad pero a su vez muy delicado. Cuando una cuidadora ha de convivir con una persona mayor la importancia de la duración de la relación laboral aumenta. El encaje entre la cuidadora y la persona mayor se establece durante las dos primeras semanas y en este caso ya suele haber una adaptación mutua.

3 claves para que la relación entre cuidadoras y usuarios duren

Lo más importante es la capacidad de la cuidadora para adaptarse a cada persona y así poder ganársela. Las cuidadoras de personas mayores que cuentan con una adaptabilidad alta suelen estar atendiendo a personas durante más tiempo. Básicamente consiguen superar la barrera de las primeras semanas y así ganarse la confianza del usuario. Siempre poco a poco y con su calidad humana por delante.

El inicio de la relación laboral es la fase más complicada. Hay veces, que las personas mayores no se dejan cuidar y a veces, lamentablemente, existe una rotación inevitable hasta que la persona comprende que lo necesita. En estos casos, la aceptación de una segunda cuidadora suele ser mucho más alta que el de la primera, aunque no sea por motivos «racionales». Si no que a veces sucede así, sin más.

Un fuerte apoyo a la cuidadora por parte de la familia. Este es un aspecto fundamental ya que combate directamente el sentimiento de soledad e incertidumbre que tiene la cuidadora cuando llega al hogar. Por nuestra experiencia hemos visto que las cuidadoras internas que cuentan con más tiempo libre son aquellas que más duran. Básicamente porque cuando aparece otro domicilio de interna no lo cogerán gracias al tiempo libre con el que cuentan.
Por ello es muy importante que la familia ofrezca pequeñas recompensas, apoyo emocional y que se preocupe primero por el bienestar del familiar y después por el bienestar del cuidador.

Cuidadoras de personas mayores, cuánto más les ofreces, más te ofrecerán

Esta consigna funciona sobre todo con las cuidadoras internas, ya que, al ser el régimen con mayor sobre carga es el que presenta una mayor rotación. Sin embargo, las cuidadoras por horas suelen llegar, realizar su trabajo correctamente, encargarse de la compañía, tareas de hogar y al terminar la jornada consiguen desconectar. Con las cuidadoras internas no sucede así. Por ello, una cuidadora interna que cuente con unas pocas horas libres adicionales suele ser un incentivo muy importante para fomentar la permanencia en el hogar durante años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *