Linkedin. La red social todavía desconocida para muchos para encontrar empleo.

Linkedin es una red social de apariencia muy similar a Facebook fundada en 2002 y lanzada en 2003. Es decir, dos años antes que el famoso Youtube. ¿Y cual es la diferencia de esta red social? Que sencillamente es menos red social y más red profesional. A pesar que en nuestro sector, el del empleo doméstico, no sea una herramienta muy conocida, hay que mencionar que en 2008 ya tenía 25 millones de usuarios. Lo que le permitió salir a bolsa. En 2013 ya tenía más de 200 millones y ahora ¿Cuántos tiene?

Linkedin cuenta en 2016 con 400 millones de usuarios

De estos 400 millones, esta herramienta cuenta con 8 millones de perfiles solo en España. Estos datos de 2015 están por actualizar pero sin duda muestran el potente crecimiento de esta herramienta profesional. Linkedin tenía un componente innovador ya que permitía, o más bien, su fundamento era el de crear tu cv en la red. Parámetros como la experiencia, la formación, los idiomas, los conocimientos, las publicaciones… todo queda registrado. De esta forma, los caza talentos pueden valorar perfiles de una forma más directa y mucho más flexible.

Pero, al margen de lo que ya hacía Linkedin hay que hablar de la última introducción. Ha tardado más que las demás redes sociales pero ya ha llegado, ahora Linkedin también ha apostado por el vídeo. Era de extrañar, ya que los nuevos procesos de selección se están orientando hacía el traspaso de material 360º, procesos a distancia y entrevistas por vídeo o skype. Incluso la herramienta Hangout de Gmail está sirviendo en muchos casos para utilidades profesionales.

La búsqueda de empleo y la crisis beneficiaron a Linkedin

En cuanto al vídeo de Linkedin. Aún se encuentra en fase de prueba y aún no se puede usar. Solamente se ha cedido a modo de “beta” para 500 usuarios de la red profesional. El hecho de que Linkedin haya tardado tanto ha sorprendido a analistas y expertos, ya que Microsoft va a comprarlo.

Pero para aquellos que vayan a animarse a comenzar a utilizar Linkedin. O aquellos que tienen su perfil congelado, seguramente puedan obtener más rendimiento.

Las cuatro claves para encontrar empleo en Linkedin

1. No es ningún secreto que todos los datos deben estar al día y enfocados al puesto que deseas. Es fundamental destacar la información atractiva y eliminar la irrelevante. Por ejemplo, si se busca empleo de cuidador es irrelevante si antes se ha trabajado en hostelería, la obra o en la industria.

2. En Linkedin se ha de buscar recomendaciones y buenos contactos. La red y la telaraña profesional es muy importante.

3. La foto de perfil debe ser seria. Ni gafas de sol, ni selfies poco profesionales, ni fotos en bares o con bebidas. Es importante mostrar nuestra versión más natural, afable y responsable. Este es un fallo muy común.

4. Estar informado. Todo profesional debe estar atento a las novedades e intentar mostrar interés, cultismo y pasión por su labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *