Busca una cuidadora excelente

Buscar una buena cuidadora

Somos muchos los que hemos compartido la necesidad de buscar una cuidadora para nuestra madre, padre, abuelos, hijos.
Los que hemos vivido esta desagradable situación sabemos la angustia que supone buscar una cuidador profesional sin tener una red de contactos de confianza.
Además la oferta privada de los servicios de ayuda a domicilio tradicionales es, en muchas ocasiones, rígida.
Ayer hablábamos del incremento del número de mayores y aquí hacemos especial mención a la dependencia en general.

Las posibles soluciones para tratar la dependencia van desde un hospital geriátrico, pasando por la ayuda a domicilio.
O la introducción de dispositivos de monitorización para preservar la autonomía de la persona.
Este último, le dedicaremos un espacio especial y ampliado en la próxima sección.
Pero actualmente, la opción más demandada es la más coherente según la calidad y las prestaciones.
La mejor opción para la conciliación y la autonomía es la ayuda a domicilio para preservar a la persona en el hogar encontrar una cuidadora es más de 8%.

La dependencia en España es un 8%

Si pensamos que este es un fenómeno pasajero estamos muy equivocados. Lamentablemente no solo no será pasajero si no que se intensificará, en 10 años la dependencia ha subido en 8 puntos solo en la C. Valenciana.
Adjuntamos en el post un gráfico del INE que demuestra el mayor número de casos de dependencia.

graf_1

En cuanto a las horas de los cuidados también hay una gran diferencia de los cuidadores que prestan sus servicios por más de 8 horas que los demás. Aquí vemos la gráfica entre 64 a 80 años.

graf_2

Si nos centráramos en la población mayor de 80 años el desequilibrio de resultados sería todavía mayor.

Estos estudios poblacionales nos ayuda a comprobar la necesidad que tenemos de contar con la figura del cuidador como una solución.
Siendo no solo ventajoso para la persona mayor, si no para la salud mental del familiar que consigue delegar en un profesional de confianza.

El cuidado de una persona mayor es una labor gratificante y muy dura con el paso del tiempo. Aún más si existe un vínculo familiar entre ambos.
Vivir el deterioro y la pérdida de autonomía es una vivencia muy dura y el cuidador necesita desconectar.

La atención a la dependencia ha de estar compaginada con el disfrute de la vida, preservar su autonomía al máximo.
Contar con la figura de la cuidadora que, con delicadeza y amor trata a la persona de la forma más cariñosa posible. Este es un gran valor humano y nuestro consejo es conservarlo.

Encontrar una cuidadora es una evidente inyección de bienestar para la familia y el paciente.
Una buena cuidadora vale su peso en oro. Logra la permanencia de la persona en su domicilio, y la descarga de tareas sobre los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *