Contratar una cuidadora en 2017 ¿Será tan fácil?

Contratar una cuidadora en 2017 bajo el paraguas del convenio de empleados de hogar nacido en 2011 se plantea de forma similar a como se ha hecho durante estos últimos 5-6 años.

El elemento más importante que debe mantenerse año tras año, tanto en este como en los demás convenios, es la congruencia. Por ello, hay que adaptar la regulación a la realidad de una forma que defienda los derechos de los cuidadores y defina de una manera clara los deberes.

Este 2017 aún es un enigma en cuánto a los cambios sujetos a la modalidad de empleados de hogar que afecta a los cuidadores de personas mayores. Pero más o menos se observan novedades que la realidad socioeconómica y laboral del sector ya están demandando y deben ser establecidas.

Contratar una cuidadora en 2017

Contratar a una cuidadora en 2017, en principio, va a seguir siendo igual que se ha estado haciendo en los últimos años. Salvando las distancias con algunas pequeñas localidades y regiones, los trámites se mantienen, en principio, de la misma forma.
Lo más importante es que los cuidadores y cuidadoras siguen enmarcándose dentro del convenio de empleados de hogar, con lo cual, sigue la contratación directa. Este factor es esencial ya que el convenio de empleados de hogar es la herramienta principal para luchar contra la economía sumergida y la contratación en negro.

Debido a los fraudes y la contratación en negro, la ayuda de la dependencia, por el momento, no puede ser destinada al usuario final para realizar la contratación. Si no que esta ayuda, una vez concedida, debe destinarse a una residencia o empresa autorizada. Por lo que el vehículo de la contratación directa es aún una herramienta débil, novedosa y que todavía no trasmite la confianza suficiente para dotarla de recursos económicos. Como la ayuda de la dependencia.

La contratación directa de cuidadores aún no es un vehículo dotado de recursos, como la ayuda de dependencia. Limitada a residencias y empresas autorizadas con grandes márgenes y precios altos.

Se espera que para 2018 la contratación directa de cuidadores haya obtenido la suficiente credibilidad y sea la modalidad imperante en el sector. Ya que los beneficios tanto para las familias como para los cuidadores son muy amplios. De hecho, gracias a la mejora anual de la regulación laboral, cada vez son más los beneficios de este convenio. Además, se espera que cada vez sean más.

Ventajas de la contratación directa de un cuidador

-El 100% del coste del servicio está destinado al trabajador. De esta forma se mejora su sentimiento de pertenencia al trabajo, se fomenta su bienestar y sentimiento de utilidad. El cuidador se siente como una pieza clave y, normalmente, a los pocos meses se vuelve insustituible. Esta modalidad incrementa su felicidad y bienestar.

-Comunicación directa. La flexibilidad es importante, así que cuando hay una necesidad de trabajar un día o descansar otro, la comunicación directa entre empleador y cuidador es muy efectiva. De hecho, tener una comunicación abierta y sincera fomenta una relación ágil y práctica. De esta forma se potencia el vínculo entre familia y cuidador, y es más fácil que desemboque en la clásica frase de que: “el cuidador es un miembro más de la familia”.

Mejoras anuales marcadas por la ley. La regulación en este convenio es bastante ligera, pero no se estanca sin adaptarse a las nuevas situaciones socioeconómicas. Por ello, en el pasado año 2016, el salario del cuidador pasó de el salario mínimo interprofesional a cobrar un mínimo por hora. Acercándose a las mejoras establecidas en 2017 justo antes del pasado verano.

¿Y los aspectos negativos? Despidos, retrasos, abstenciones o si el cuidador no se adapta ¿Qué hago?.

Por ello la importancia de que exista un servicio consultivo y que se encargue de ejecutar este tipo de decisiones. Rodearse de expertos o contar con una empresa experta en selección y regulación laboral es vital. Ya que solamente traerá beneficios a las familias que decidan optar por contratar una cuidadora en 2017.

Contratar una cuidadora en 2017. Garantías.

– Este servicio permite obtener garantías de los profesionales candidatos que aspiran al puesto de trabajo.
– Permite asegurar una contratación legal desde el principio, trámites, documentos, salario, descansos, horarios. En definitiva, todo lo relacionado a los derechos y deberes tanto del empleador como de los trabajadores.
– Vigila que la relación sea efectiva, satisfactoria y estable. El domicilio como lugar de trabajo puede volverse difuso y hay muchos agentes dentro de la ecuación. Desde el usuario, a la familia hasta el cuidador. Por ello es importante que la relación encaje desde el primer momento. Y en caso de no ser así que haya una evolución positiva que refleje la correcta adaptación.

– Permite optar a candidatos específicos filtrados para mi necesidad concreta. No es lo mismo una persona apta para atender a una persona con alzheimer que a una persona encamada con cuidados paliativos. Igual que no es lo mismo realizar 2 horas al día que una cuidadora interna.
-Despidos. O mejor dicho “las bajas”, son un traspiés bastante embarazoso. En este momento es muy importante contar con esta figura empresarial capaz de canalizar la situación. Principalmente, la familia no debe verse afectada. Hay múltiples posibilidades para una baja. Por esta razón, la existencia de una figura imparcial que establezca los mecanismos legales a rajatabla es esencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *