Cofosis: qué es, causas, síntomas y tratamiento

La sordera es uno de los problemas más evidentes de las personas mayores y con los que convivir en el día a día puede resultar más dificultoso, sobre todo si se habita en un mismo hogar entre familiares.

Ahora bien, la sordera o pérdida de audición puede ser parcial o total y, en caso de resultar ser total, conviene seguir una serie de recomendaciones y tratamiento distinto. Si se habla de sordera leve se está ante un caso de hipoacusia, y si es otro tipo de sordera, cofosis.

¿Cofosis: qué es?

La cofosis o anacusia es la pérdida total de audición. Es una discapacidad auditiva por la que la persona afectada no es capaz de percibir ningún sonido.

La cofosis es una deficiencia auditiva poco común en las personas mayores ya que, incluso si se padece una sordera en personas mayores profunda se siguen percibiendo algunos sonidos tenues, es decir, el paciente que padece de sordera tiene una pérdida superior a 90 decibelios (dB) y sigue percibiendo algunos sonidos.

Por tanto, la cofosis es la falta total de capacidad auditiva, que se traduce en una pérdida de audición que supera los 120 decibelios dB, que es el límite de umbral de dolor humano. A partir de ahí, existe riesgo de sordera.

Mientras más de 1.500 millones de personas en el mundo sufren hipoacusia o sordera parcial, unos 430 millones de personas sufren sordera grave y solo un pequeño porcentaje de estos últimos padecen cofosis

Cofosis bilateral

En caso de la deficiencia auditiva afecte a ambos oídos se conoce como cofosis bilateral. Y esta circunstancia condiciona el tratamiento y es cuando se recomienda el uso de audífonos.

Cofosis unilateral

Es la pérdida de audición total pero solo en un oído, siendo la audición del oído opuesto normal.

¿Anacusia o cofosis?

Son sinónimos. La anacusia o cofosis es la incapacidad absoluta de percibir sonido alguno, por lo que ambos términos significan lo mismo y se puede encontrar de ambas formas, aunque es más común encontrarlo como cofosis.

El porcentaje de personas mayores con cofosis es muy bajo, pero supone un gran escollo para la comunicación entre personas

Además, no conviene confundir estos términos con la hipoacusia, que es la pérdida parcial de audición, en lugar de ser profunda e íntegra como es la cofosis.

Un anciano se sostiene el audífono mientras una experta sanitaria le toca los hombros como muestra de afecto ante el momento de colocación del dispositivo auditivo.

Síntomas de la cofosis o anacusia

Inequívocamente, el síntoma más clarividente de la cofosis o anacusia es no escuchar ningún tipo de sonido. No obstante, esto no quiere decir que sea el primer y único síntoma, pues la cofosis no suele presentarse de manera repentina.

Causas de la cofosis

En cuanto a las causas que desencadenan en sordera total destacan varias por su distinta naturaleza:

  • Causa congénita: desde el nacimiento.
  • Causa por lesión o infección auditiva: por ejemplo, una otitis mal curada.
  • Exposición continua a ruidos intensos.
  • Ciertos traumatismos craneoencefálicos.
  • Consumir algunos medicamentos ototóxicos sin supervisión médica y en exceso.
  • Genética: como una malformación inicial en el oído.
  • No tratar a tiempo el Síndrome de Ménière.
  • Obstrucción del oído, ya sea por cera, ya sea por cualquier otro agente extern0.

Tratamiento de la cofosis: ¿en qué consiste?

La cofosis o anacusia no tiene por qué ser incurable, puesto que en muchos casos se puede corregir dependiendo del grado de gravedad de las lesiones auditivas que lo generan.

En este sentido, después de la audiometría completa que permita diagnosticar con todo detalle las características de la cofosis, el tratamiento pasa, en muchos casos, por incorporar ayudas auditivas para paliar la pérdida de audición.

Las ayudas auditivas más comunes para hacer frente a la cofosis son los audífonos, los implantes osteointegrados y los implantes cocleares. La elección entre uno u otro depende de si la cofosis es unilateral o bilateral, así como cuál es el origen de la lesión, y de la edad del paciente.

En el caso de una cofosis unilateral:

  • Es preciso colocar una prótesis auditiva como un audífono y fijar un conjunto de ejercicios de trabajo para paliar la cofosis en el oído afectado.

En el caso de que la cofosis sea bilateral:

  • Será conveniente incorporar un implante coclear que reemplaza y simula la función natural del oído. Se trata del único medio si el paciente sufre cofosis bilateral para percibir sonido alguno.

Existen otras fórmulas de tratamiento de la cofosis como terapias de electroestimulación coclear, donde la tecnología está a la vanguardia de la salud auditiva del paciente.

¿Cómo detectar la cofosis?

Qué duda cabe que cuando se tengan síntomas de pérdida auditiva, lo primero que se debe hacer es acudir a tu centro especialista y someterse a una prueba de audición.

En la mayoría de los casos, lo que se hace es pasar al paciente por una prueba de audiometría, que resulta esencial para extraer la información inicial necesaria para cada caso.

La audiometría es un estudio en el cual se analizan todas las estructuras que conforman el oído (desde el canal auditivo hasta el oído interno), para finalmente confirmar su déficit auditivo.

Una médico otorrino realiza un test de audiometría a una persona mayor para detectar un posible problema de cofosis.

Seguidamente, hay que tener en cuenta en una audiometría los valores normales, que se sitúan por debajo de los 27 decibelios de intensidad.

  • Los problemas de audición leve se situarán en una audiometría entre los 27 dB y los 40 dB.
  • Si los valores de la audiometría oscilan entre los 41 dB y los 55dB los problemas de audición serán moderados.
  • El problema con una audición que se sitúa entre los 56 dB y los 70 dB será moderada y severa.
  • Mientras que un problema de audición severa estará entre los 71 dB y los 90 dB.
  • Si la prueba de la audiometría es superior a los 91 dB el problema de audición será profundo.

La cofosis se da si la pérdida auditiva supera los 120 decibelios

Una de las claves para detectar la cofosis y cualquier problema auditivo es la detección y diagnóstico precoz

En definitiva, y a modo de consejo, si se sufre un problema de cofosis se recomienda:

  • En el caso de que la cofosis sea unilateral, se recomienda la utilización de implantes auditivos o sistemas Cros o Bicros, que son dispositivos que permiten recoger el sonido de un oído para transmitírselo al otro a través del audífono.
  • Se recomienda realizar un examen de salud auditiva todos los años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *