Runner paralímpico hace mejor tiempo que el campeón olímpico

Este argelino atleta paralímpico, Abdellatif Baka ha ganado en los 1.500 metros con 3:48.29 en los juegos Paralímpicos. Su patología es la discapacidad visual. Pero esto no le ha impedido obtener un mejor tiempo que su homologo vencedor de la categoría olímpica.

Ha logrado el oro en la categoría de discapacitados visuales más leve, la denominada T13. Con esta actuación Baka ha logrado el récord de esta edición de los juegos superando al campeón estadounidense Mathew Centrowitz en los juegos olímpicos.

Baka sacó una diferencia de 2 segundos al campeón olímpico

Esta es una muestra más de superación, constancia y ambición y no solo por Baka. Tres competidores más paralímpicos que obtuvieron una marca entre la de Baka y Centrowitz.

Estos han sido los récords de esta edición de los juegos, pero en cuanto al récord mundial de competidores sin discapacidad lo tiene Gerrouj (3:26). Una cifra bastante inferior, y el récord mundial de la categoría paralímpica la tiene Ngeny, keniano que ostenta la marca de 3:32.

Es una lástima, que otras noticias estén salpicando también al deporte paralímpico.
Y es que en los Juegos de Río de Janeiro ha habido una ola de récords que ha hecho levantar las alarmas sobre el doping.

Durante los primeros 4 días de competición se rompieron nada más y nada menos que la friolera cifra de 117 marcas mundiales.
No solo se sospecha, si no que se descarta la hipótesis de que estos récords se deban a una mejora en as prótesis o en los entrenamientos de los atletas.
Hay que destacar que ya se ha sancionado a un atleta saudí con ocho años de suspensión por dopaje. Un análisis de orina reveló restos de la sustancia prohibida metenolona. Este anabolizante es una sustancia prohibida y recogida por la Agencia Mundial Antidopaje.
Al saudí se le ha retirado la acreditación y no podrá competir desde el 11 de septiembre de 2016 hasta el 12 de septiembre de 2024. Toda una carrera deportiva para cualquier atleta.

El doping como lacra que también salpica a los juegos paralímpicos

Existe una consensuada conclusión de que hay una escasez de recursos y controles antidoping en los juegos paralímpicos. Y es que en esta categoría los controles se realizan de forma puntual y no obligatoria como en los otros juegos.
En los juegos olímpicos hay unos tests antidoping obligatorios para todos los ganadores de alguna medalla. Esto no existe en la categoría de los juegos paralímpicos.
Es una gran lástima que nos levantemos esta semana con este tipo de noticias. Y es que el dopaje es conocido desde 1988 cuando al deportista Ben Johnson le fue retirado el oro. Medalla conseguida en la prueba de 100m y que le costó una sanción de dos años. Al regresar a la competición volvió a dar positivo y fue sancionado de por vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *